¿Qué es el mástil?

En el mundo de la náutica, un mástil consta de cada uno de los principales elementos que existen a la hora de la navegación, además de que tiene unas dimensiones muy proporcionadas que son colocadas en un buque de forma perpendicular a su quilla, a pesar de que la inclinación de la misma suele salir de la proa para fuera. Posteriormente, ya se agregan los masteleros, que sirven para tener suspendidas todas las vergas y las velas, de forma que se toman cada uno la titulación propia del lugar que se encuentran ocupando. En este caso, esto funcionaría de esta manera: palo mayor, trinquete, mesana y bauprés. En el caso tanto de los navíos como de las fragatas, estos están formadas por una serie de piezas, debido a que no hay tronco de árbol que sea suficiente para poder
sacarlos enterizos. Por otro lado, al mástil también se le puede llamar “palo”, aunque antiguamente también recibía el nombre de “árbol”. Este mástil de barco es básicamente el gran palo vertical que está encargado de sujetar las velas.

El mástil en los barcos grandes.


En el caso de los barcos más grandes, estos por norma general se suele componer de varios mástiles, aunque dependiendo del tipo de barco pueden variar tanto en tamaño como en su colocación e incluso su número. Por su parte, la mayoría de los barcos que tienen dos palos suelen estar formados por el palo de mesana y el mayor, a excepción, por supuesto, de la goleta, ya que esta se compone del mayor y del trinquete. En el caso de las naves que tienen palos con mayor y mesana (por ejemplo, el yola), los vocablos “cola” y “mesana” se utilizan indistintamente. Es importante saber también que existen goletas con dos palos que, a pesar de tener la misma altura, la proa se denomina mayor y se le asigna, precisamente, la vela mayor. No obstante, las goletas pueden tener hasta siete palos diferentes y un espolón, que es un palo horizontal que sale de la proa. Todos los barcos que se compongan de más de tres palos no tienen nomenclatura uniforme.

Tipos de mástil.


Existen varios tipos de mástiles de un barco de tres palos, los cuales se denominan de proa a popa, comenzando por el trinquete, que es el primer palo en la proa. Posteriormente, está el palo mayor, el
más alto y que se coloca en el centro del barco. Por último, está la mesana, el palo más cercano a popa. La realidad es que hasta el siglo XX, los mástiles estaban compuestos por madera, ya que en
su origen los construyeron a partir de un único tronco de árbol, y según se fueron fabricando los barcos más grandes, los mástiles que eran más altos se construían utilizando hasta un total de tres
troncos diferentes. A pesar de que los barcos de vela han sido superados por los barcos de motor, aún se siguen diseñando barcos de vela con carácter recreativo, así como buques escuela. Y fue tras
la Segunda Guerra Mundial cuando los mástiles de aluminio comenzaron a popularizarse en todos los veleros, incluyendo los más pequeños.

Fibra de carbono para los mástiles.

No fue ya hasta los años noventa cuando los yates de competición comenzaron a introducir el uso de la fibra de carbono, además de otros materiales compuestos en la construcción de mástiles, los cuales eran mucho más resistentes. Con el paso del
tiempo, tanto la fabricación como la calidad de los materiales ha ido mejorando de forma bastante considerable. Esto es de vital importancia, pues el mástil es un componente fundamental de los
barcos y que es imprescindible para poder navegar, por lo que es conveniente que tenga la mayor resistencia posible.