La eslora del Barco: Qué es y Cómo medirla correctamente

Muchas personas que se encuentran interesadas en el mundo de la náutica en ocasiones se preguntan cuál es la forma correcta de medir la eslora de un barco.

Qué es la eslora del barco.

Antes que nada, lo primero que hay que saber es qué es exactamente esta eslora: una dimensión del
barco que se toma desde la proa hasta la popa, y que se mide de forma paralela a la línea de agua de diseño, entre dos planos perpendiculares. Un plano tiene que pasar por la parte más saliente a popa de la embarcación, mientras que el otro debe hacerlo por la
parte más saliente a proa de la embarcación. Es importante que se incluyan todas las partes integrales ( proas y popas) y otros elementos de este tipo. Se tendrá que excluir el púlpito de proa, pues su referencia pasa por el punto de intersección de la cubierta con la roda. La denominada teoría del buque lleva a cabo una clasificación, la cual se realiza de una manera muy concreta. En primer lugar, está la eslora de flotación, la longitud del
eje longitudinal del plano de flotación; posteriormente, la eslora entre perpendiculares, o lo que es lo mismo, la distancia perpendicular de proa y popa. Por otro lado, también está la eslora máxima o la distancia entre las perpendiculares a la flotación de máximo nivel, y por último, la eslora total, que se toma entre los dos puntos más extremos del barco.

Cuánto tiene que medir la eslora del barco.

Es importante conocer que cuando toca pagar el impuesto de matriculación, se deben tener más de ocho metros de eslora, ya que en caso contrario, este no se podrá realizar.
Esto es lo que dice la norma que devenga este tipo de impuesto, por lo que se concluye que la eslora a considerar será la que finalmente se defina en la versión, que a día de hoy aún es vigente, del día 30 de junio de 2007. Por otra parte, el Artículo 2 de esta ley también habla de que la eslora es considerada aquella distancia medida paralelamente a la línea de flotación de referencia, la cual incluye todas las partes estructurales de la embarcación y las que forman parte de la misma. Si se tienen en cuenta todas estas características, es fácil saber a lo que hay que atenerse cuando se paguen los impuestos de matriculación, a pesar de que en el pasado, el procedimiento era diferente a la actualidad. Esta definición también se puede esgrimir sin compromiso si se quiere otorgar un amarre en cualquier puerto recreativo, sin importar que el armador haya
llegado a liquidar sus impuestos en base a una eslora sin sumar ningún tipo de adicional.
Teniendo en cuenta todas estas características, se puede comprobar cómo el medir un barco realmente es una tarea más sencilla de lo que parece, a pesar de que se tienen que tener los conocimientos necesarios como para poder realizarlo. Por este motivo, es tan necesario informarse de algo tan básico como el significado de la eslora para comenzar a proceder a medir cualquier embarcación.